El Hayedo de Altube

Toda la vertiente suroccidental del macizo de Gorbea está cubierta por un extenso y frondoso bosque de hayas, conocido como hayedo de Altube. Su manto de hojarasca, su perenne sombra, su frondoso frescor conforman un cúmulo de sensaciones para el caminante que hacen de la excursión un grato paseo. Si además la caminata es otoñal -por estas fechas- y le añadimos la berrea y los tonos ocres de la hoja caduca, la experiencia es inolvidable. El hayedo de Altube responde por entero a la idealización de bosque de cuento. Cuando lo recorro, siempre tengo la sensación de estar volviendo a casa.

El hayedo de Altube es una vuelta a casa

En el bosque de Altube encontraremos también robles, abedules…, y en la ribera del río Bayas, bosques de ribera. En algunos tramos del recorrido podremos también observar plantaciones de coníferas, muy frecuentes en el pasado.

El aprovechamiento forestal, tan importante para la economía local en otra época, ha dejado una fuerte marca en el bosque. Es frecuente encontrar carboneras y “trasmochos”, viejas hayas en las que se aprecia una antigua poda para destinar sus ramas al carboneo. Sus raras figuras ponen una nota de misterio en el bosque, especialmente en esos días de niebla tan abundantes en la región durante el otoño.

Ficha Técnica

Ruta circular
Distancia: 9,74 km
Desnivel (ascenso y descenso): 329 metros
Duración: 2h 54 min


Ponte en contacto con nosotros y te contaremos más sobre ‘Caminar en silencio’