Por los caminos del Pas

“El sonido del torrente del valle nos penetra en los oídos y el verde de la montaña nos llena los ojos” ” Aunque consideremos esos elementos todo un día entero, jamás llegaremos a aprenderlos y nuestras preguntas de toda una vida quedarán sin respuesta” Taisen Deshimaru

Tuvimos que esperar a que la nieve cediera para poder transitar aquellas sendas que se elevaban desde el fondo del valle. Siempre habíamos alcanzado la cumbre desde el sur, desde el circo de Lunada, desde el valle del Bernacho, desde el puerto de Estacas de Trueba. Los abismos de la cara norte, eran visiones desde la cima, unas veces idílicas, otras vertiginosas y llenas de respeto.

Hoy, por fín, nos hemos aventurado desde el fondo mismo hasta la cumbre. Pero, la mayor impresión no ha sido el esfuerzo. No. Ha sido la contemplación de esa estructura ciclópea, arquitectura de contrafuertes, columnas y aristas elevándose mil doscientos metros sobre nuestras cabezas. Ha sido la dimensión del anfiteatro que nos rodeaba. Y la certeza de que aunque nos obligáramos a mirarlo sin descanso… nunca, nunca llegaríamos a aprenderlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s